Vuelta de vacaciones

Vuelta de vacaciones

Hacía ya unos días que no escribía en el blog. Estuve unos días de vacaciones en la Costa Brava y al volver sucedió algo que hizo que necesitase unos días para meditar si iba a continuar con este proyecto o no. Tenía dudas de si poner demasiado foco en mis pensamientos y emociones  era perjudicial para mí, y si sería mejor tratar de ocupar todo mi tiempo evitando todo pensamiento que pudiese provocar emociones “peligrosas”.

Finalmente ayer hablé con mi psicóloga y me recomendó que siguiese escribiendo en el blog. Tratar de mantener en la trastienda mis conflictos es peligroso . Es imposible que el 100% de mi tiempo consiga inmovilizar las alas de mi mente. Si no racionalizo mis pensamientos y emociones soy vulnerable a sufrir nuevos episodios de ansiedad, depresión y desesperanza. Las emociones negativas son igualmente necesarias, siempre y cuando sean racionales. Necesito tener mis periodos de duelo: llorar, enfadarme y gritar de rabia, y también tengo que aprender a cortarlos cuando dichos periodos se prolongan demasiado. Las emociones negativas no hay que reprimirlas, sino sentirlas con naturalidad, siempre tratando que no se vuelvan irracionales y bloqueantes.

Me gustaría poder sentir preocupación  sin que se transforme en ansiedad.

Me gustaría poder sentir  tristeza pero nunca depresión.

Me gustaría poder sentir dolor sin que se convierta en desesperanza.

Me gustaría que la alegría impere en mi día a día, dejando también un pequeño espacio para la tristeza, la preocupación y el dolor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s