Negro

Negro

Hoy no es un buen día y ayer tampoco lo fue. Tener la visión de 3 compromisos de esos en los que me siento atrapada en 1 semana ha desequilibrado mi estado de ánimo, que había permanecido plano durante varias semanas.

Son malas fechas, el martes se cumple 1 año desde que el más maravilloso de los sueños se convirtió en mi peor pesadilla. Los recuerdos me atormentan. El estado de angustia se prolonga ya por demasiado tiempo y noto que me voy apagando poco a poco.

Me siento desmotivada en el trabajo; con cada marrón nuevo que aparece me siento débil y un pensamiento de querer escapar con una baja laboral atisba en mi cabeza. No tengo ganas de afrontar nuevos retos. Cada día, a las 8 deseo que sean las 18:00 y el lunes espero con ansia el viernes. Cada vez más voy postergando tareas para mañana con la esperanza de levantarme con mejor ánimo.

No me apetece arreglarme para salir ni comprarme ropa nueva. Últimamente visto mucho de negro y prefiero el chandal siempre que puedo. No me gusta verme en fotos y evito hacérmelas, y si otros me las hacen y me las envían, prefiero no mirarlas. Ya no hago álbum de vacaciones. Me preocupa ver una nueva cana cuando me peino. Me horroriza que se acerque mi cumpleaños.

Este año me he ido de vacaciones 2 veces sin que realmente me apeteciese. Hace muchos meses que hago el amor sin tener ganas. No tengo ilusión por mirar muebles nuevos para la casa. Me cuesta mucho decidirme a escribir en este blog.

Evito las relaciones sociales en todos los entornos. Me cuesta mucho salir con los amigos, sólo me apetece con algunos más íntimos. Las comidas familiares de los domingos son un esfuerzo para mí. En la oficina no me gusta tomar café con los compañeros y me escapo fuera a la hora de comer para evitar relacionarme con los demás.

Mi estado de ánimo es totalmente plano. Hay días en los que me encuentro peor  y sí que me doy cuenta que soy capaz de recuperarme más rápidamente que antes, pero no consigo tener días de esos en los que te sientes como una princesa, ni uno siquiera.

Hoy me siento llorosa, triste, desmotivada y pesimista. Pero lo peor de todo es que me siento realmente sola luchando contra todo esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s