Visita a la residencia de mi abuela

Visita a la residencia de mi abuela

El viernes acompañé a mi padre a visitar a mi abuela, a la que recientemente hemos llevado a una residencia de la 3ª edad, dado su grado de dependencia.

Papá me dijo que a lo mejor me deprimía un poco la visita al ver tantos ancianos tan cascadetes. Nada más lejos de la realidad. No quise decirle lo equivocado que estaba. Necesitaba ir y ofrecer un poquito de mi cariño, demostrarme a mi misma que aunque ahora me sea muy difícil tener relaciones sociales en entornos fértiles, a pesar de eso soy una persona generosa,  y que el dolor que tengo ahora mismo en mi corazón me ha convertido en una persona capaz de ver aquello que otros no son capaces ni de imaginar.

En el camino de vuelta hubo un momento en que papá mencionó algo que hizo revivir antiguos fantasmas del pasado:

 Imagínate un abuelo soltero, ¿dónde va a ir si no tiene a nadie que le atienda?

Y yo le contesté:

Sí, papa, igual que los que no podemos tener hijos.

No creo que mi padre fuese consciente de todo lo que le estaba insinuando en una sola frase con tan pocas palabras. Porque una cosa es segura, y es que tener hijos no garantiza que no acabes en una residencia, pero no tenerlos sí que te garantiza que nadie te vaya a visitar.

¡Yaya! ¡¡¡No seas tan protestona y disfruta de todo lo que te puedo dar cuando voy a verte. Todo eso que a lo mejor yo no tendré la oportunidad de disfrutar!!!

 

Anuncios
Cómo desengancharse de pensamientos tóxicos

Cómo desengancharse de pensamientos tóxicos

Hace un par de semanas me dieron las noticias bomba que comenté en este post.
Una noticia bomba desencadena 1 noche de insomnio + 1 día de lloros a moco tendido sintiéndome la persona más desafortunada del universo + 3-4 días de pensamientos auto-destructores durante el 95% del tiempo en el que estoy despierta. En resumen, estoy 1 semana entera totalmente pl-off. A partir de esa primera semana ya soy capaz de sobrevivir más o menos a base de sesiones semanales con mi psicóloga y multitud de charlas llenas de compasión y cariño con mi mamá y mi marido.
Pensaréis que una semana se pasa en un plis-plas y que es asumible, ¡todo el mundo tiene una mala semana!. El problema viene cuando las noticias bomba van llegando mes a mes y te van arrastrando poco a poco a un estado depresivo continuo. Entonces la situación pasa a ser insostenible.
Las noticias a las que hago referencia ocurrieron ambas en jueves; no es el día óptimo para pasar un mal trago de este tipo (siempre mucho mejor en viernes), pero siempre agradezco que este tipo de cosas no sucedan en lunes. El jueves me comí la noche de insomnio, aguanté el viernes de trabajo pañuelo en mano con el cansancio de toda la semana y de no haber podido conciliar el sueño la noche anterior, pero luego vino el fin de semana sin tener la necesidad de rendir para poder recuperarme del batacazo. Sólo invertí 1 día de trabajo en el proceso de levantamiento. La misma noticia en lunes hubiese significado haber estado toda la semana intentando trabajar pero consiguiendo únicamente estar en el trabajo.
En las semanas de duelo las actividades cotidianas (trabajar, ver la tele, leer un libro, cocinar, hacer deporte, etc) no consiguen ayudarme a alejar los pensamientos tóxicos de mi mente. Son actividades que no requieren una gran concentración y por lo tanto no me ayudan a desengancharme de los pensamientos que producen esos sentimientos irracionales tan dolorosos. Es por eso que he tenido que buscar una técnica para intentar encontrarme mejor en estas situaciones.
La técnica se basa en buscar pequeños ejercicios mentales que requieren toda mi atención y realizarlos a partir del momento en que detecto ese pensamiento hasta que consigo que desaparezca, pudiendo incluso simular una señal de alarma para yo ser consciente cada vez que esto ocurre (por ejemplo, un pizco en el brazo).
Algunos ejercicios mentales que practico son:
  • Operaciones matemáticas sencillas, ejercicio que puedes hacer sólo (elegir una operación y aplicarla siempre a un número, por ejemplo, restar de 7 en 7 comenzando en 1000) o  en pareja (pedirla a tu pareja que te diga una operación y tú la calculas mentalmente). Este ejercicio es la que más me gusta y me gusta practicarlo en pareja, porque así sientes que él también me ayuda a salir del bache.
  • Palabras encadenadas, consistente en encadenar palabras comenzando con la última sílaba de la anterior, por ejemplo, mantequilla-llamativo-volador-dormilon-lonja-jamon-montaña-…. También puedes jugar sólo o con pareja. Además, puedes añadir reglas como por ejemplo, decir sólo nombres de animales, o de personas.
  • Buscar objetos de un mismo color de una habitación y describir cómo son esos objetos.
Es importante buscar cosas sencillas que no te atasquen en algo o se vuelvan aburridas, porque corres el riesgo de perder el control de tu pensamiento. En caso de bloqueo siempre es mejor volver a empezar o pasar al siguiente antes que encasquillarse en algo.
¡A bailar!

¡A bailar!

Cuando estás en un proceso de reproducción asistida es muy importante reforzar las actividades de pareja. Hacer cosas juntos incrementa la complicidad y ayuda a darte cuenta que no todo es hacer hijos en esta vida y que hay millones otras cosas que se pueden compartir y disfrutar.

Una actividad súper chula que nosotros hemos hecho este año son las clases de baile: merengue, bachata, cha-cha-cha, salsa, pasodoble, foxtrot, bolero, vals, ….

dancing-couple-1080699_640

Los beneficios del baile son muchos:

  • Es una actividad de adultos…. ¡ni bombos ni carritos!
  • Requiere concentración con lo que probablemente tu mente no va a hacer de las suyas… un-dos, cha-cha-cha, un-dos, cha-cha-cha, no me pises, …. cha-cha-cha, vuelta la chica, cha-cha-cha...
  • Haces ejercicio a la vez que te lo pasas de cine
  • Escuchas buena música, recuerdas grandes clásicos y por fin sabes reconocer mudhos de los estilos
  • Puedes presumir delante de tus amigos en la discoteca con unas figuritas molonas
  • El movimiento de caderas puede ser muy sensual…. No todo es camisón de raso…¡dale alegría a tu cuerpo!

 

 

Mi primera 4K

Mi primera 4K

FullSizeRender

Ayer corrí mi primera 4K. Se trataba de la carrera de la mujer, que se organiza todos los años en la ciudad donde vivo a principios de este mes por ser el más próximo al día 8 de Marzo (día de la mujer trabajadora), con motivo de recoger fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer y apoyar a todas esas mujeres que están luchando o han luchado contra esta dura enfermedad.

Yo me sentí muy emocionada durante toda la carrera y tremendamente feliz después. Este último mes ha sido especialmente duro y he tenido la sensibilidad a flor de piel, así que ha sido todo una explosión de emociones maravillosas.

La carrera era muy importante para mí porque era mi primer dorsal. Nunca había corrido en ninguna competición antes y todo me resultaba novedoso.  No llevaba un equipamiento profesional, incluso la sudadera era del congreso de Nueva York del año pasado. Sí que había comprado unas zapatillas nuevas, las de la foto, para que al menos que la pisada fuera de calidad 😉

En cuanto dieron el pistoletazo de salida empecé a correr a lo Forrest Gump, abriéndome hueco entre la muchedumbre. Para motivarme pensaba en todas las luchadoras, las que luchan contra el cáncer sí, pero también las que luchamos contra la infertilidad. Corría y corría, imaginándome llevando un mensaje a mi espalda:  #infertilpandy. No me podía detener, porque pararme significaba rendirme. Necesitaba sentir que podía conseguirlo, que el esfuerzo siempre tiene su recompensa, SIEMPRE.

Sentir que otros me miraban con admiración  como toda una campeona valiente hizo subir mi autoestima. Me emocionó enormemente ver a mi madre vencer su timidez y gritar para darme ánimos, la sonrisa de satisfacción de mi padre y encontrarme a M sorprendido porque llegaba antes de lo esperado.

Llegué a meta en la posición 110 de un total 1500 corredoras. 23’25”. ¡¡¡¡¡Yuhu!!!!!

Nunca imaginé que me iba a gustar tanto correr una carrera ni que me fuese a dar semejante subidón de autoestima.

“El cuerpo no tiene límites, la mente le pone el límite.”  A. Einstein

 

¡Cuidado con la falta de profesionalidad en Reproducción Asistida!

¡Cuidado con la falta de profesionalidad en Reproducción Asistida!

Tras la segunda FIV fallida decidimos que era el momento de cambiar de clínica. Yo hubiese cambiado tras el primer intento, pues la única razón por la que habíamos acudido a ese centro médico en primer lugar era porque el tratamiento nos entraba por el seguro. M se resistía a dar el paso y, al resultarnos la opción más cómoda, por logística y porque ya conocían nuestro historial, decidimos confiar en ellos una vez más.

No tenía intención de tratar los temas médicos de la Reproducción Asistida en este blog, pero necesito utilizar este medio para desahogarme, porque acabamos realmente disgustados con la anterior clínica  y quiero que cualquiera que me lea no se tropiece con las mismas piedras con las que nos hemos tropezado nosotros. No voy a mencionar el nombre de la clínica, ya que mi intención no es hundir el negocio sino ofrecer  datos objetivos para que l@s pacientes tengan toda la información que es importante tener en cuenta a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de sus vidas. Sólo decir que la clínica en cuestión está en Zaragoza.

Las cosas que nos han parecido de poca profesionalidad en la clínica X:

Área médica/Ginecología

  • Falta de evaluación y seguimiento de hemograma y analíticas hormonales. En mi caso la ginecóloga nunca se preocupó de mi  TSH (que en mi embarazo-aborto estaba realmente alta), ni de mi glucosa, ni de mi insulina, ni de mi hormona antimulleriana, ni de mirar si había un problema de anemia. La única analítica que me pidió fue para hacer serologías y cariotipos antes de la 1ª FIV. Yo tuve que acudir a mi endocrino para hacer un seguimiento de mi TSH y se lo comenté a ella, pero ni siguiera se preocupó nunca de preguntarme por ello.
  • Los seminogramas no se repetían con frecuencia para verificar que la calidad del esperma no se estaba alterando con el estrés u otro tipo de factores. De hecho, la 1ª IA tuvo como resultado un seminograma algo alterado y no nos lo comunicaron hasta el día en que nos hizo la 2ª IA que la muestra había ido a peor. Si hubiesen hecho un seminograma antes de nada nos hubiésemos ahorrado las 2 IAs.
  • No me hacían ecografías basales previa antes de comenzar los ciclos de FIV para comprobar el estado de los ovarios tras haber tomado la píldora anticonceptiva.
  • Las recetas de la medicación no se hacían con cuidado para intentar no tirar el dinero, ¡en la primera FIV tiré a la basura alrededor de 300€ de Menopur!
  • En el 2ª ciclo de FIV me pautó el Cetrotide de forma distinta a la primera vez. Al consultarle si era un error, ella dejó a mi elección si pincharme el Cetrotide (como lo había hecho la otra vez) o no, afirmando que ambas opciones eran correctas….. ¿comorrrr?

Laboratorio de Reproducción Asistida

  • La transferencia de embriones no las hacían en domingos ni festivos, aunque eso nunca lo admitieran como tal. Tras la punción nos dieron un papel en el que se especificaba que era el laboratorio el que decidía cuándo era el mejor momento para transferir, de forma que así podían dejar una transferencia para el día 4 si el día 3 era domingo, como fue nuestro caso.
  • Los informes de los ciclos de RA eran muy escuetos, sin especificar técnicas concretas ni razones por las que se desechaban los embriones.
  • El resultado del FISH-e de espermatozoides decía que había alteraciones en el ADN y aseguraban que nuestro problema era por factor masculino, y nos llegaron a proponer utilizar gametos masculinos de donante para solucionar nuestro supuesto problema.  Posteriormente la misma prueba en la nueva clínica  nos ha salido totalmente normal.
  • Nos vendieron una técnica de selección espermática PICSI (técnica que se utiliza para eliminar la fragmentación espermática) cuando el supuesto FISH-e alterado sólo se podía solucionar aplicando DGP. Esa técnica PICSI maravillosa solucionaba todos nuestros problemas según ellos.
  • Nos aconsejaron la utilización de un fantástico embrioscopio para predecir qué embriones tenían mejor pronóstico, nos lo cobraron a 600€ y posteriormente sólo nos dieron la grabación de los 2 únicos embriones que nos transfirieron.
  • La calificación de la calidad de los embriones era bastante dudosa tras haber mostrado los videos de nuestros mejores embriones a otros embriólogos. Nunca dejaron a nuestra elección el decidir no transferir unos embriones con un grado de fragmentación tan alto.

 

Atención al paciente

  • La comunicación con la ginecóloga para preguntar dudas era a través de un correo electrónico de gmail, un poco cutre, ¿no? Yo no disponía de un teléfono en el que poder contactar con ella para preguntarle dudas.
  • Explicaciones vagas y poco empáticas: no comentaba el número y tamaño de folículos si no preguntabas explícitamente, no explicaba el por qué de las cosas, parecía que le molestaba que le preguntases cosas, etc.
  • El resultado de la 1ªFIV tenía coincidía con las vacaciones de la ginecóloga y tuve que llamar yo misma al laboratorio para tener el resultado de mi beta. Una vez llegado Septiembre, ninguna persona de la clínica se preocupó en llamarme para ver qué es lo que había pasado y preocuparse por hacer una revisión tras el tratamiento y comentar los malos resultados del ciclo.
  • Los domingos y festivos no obtenías comunicación del laboratorio acerca del estado de los embriones.