Visita a la residencia de mi abuela

Visita a la residencia de mi abuela

El viernes acompañé a mi padre a visitar a mi abuela, a la que recientemente hemos llevado a una residencia de la 3ª edad, dado su grado de dependencia.

Papá me dijo que a lo mejor me deprimía un poco la visita al ver tantos ancianos tan cascadetes. Nada más lejos de la realidad. No quise decirle lo equivocado que estaba. Necesitaba ir y ofrecer un poquito de mi cariño, demostrarme a mi misma que aunque ahora me sea muy difícil tener relaciones sociales en entornos fértiles, a pesar de eso soy una persona generosa,  y que el dolor que tengo ahora mismo en mi corazón me ha convertido en una persona capaz de ver aquello que otros no son capaces ni de imaginar.

En el camino de vuelta hubo un momento en que papá mencionó algo que hizo revivir antiguos fantasmas del pasado:

 Imagínate un abuelo soltero, ¿dónde va a ir si no tiene a nadie que le atienda?

Y yo le contesté:

Sí, papa, igual que los que no podemos tener hijos.

No creo que mi padre fuese consciente de todo lo que le estaba insinuando en una sola frase con tan pocas palabras. Porque una cosa es segura, y es que tener hijos no garantiza que no acabes en una residencia, pero no tenerlos sí que te garantiza que nadie te vaya a visitar.

¡Yaya! ¡¡¡No seas tan protestona y disfruta de todo lo que te puedo dar cuando voy a verte. Todo eso que a lo mejor yo no tendré la oportunidad de disfrutar!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s