Los fantasmas del aborto

Los fantasmas del aborto

A los pocos días de conocer la noticia de que íbamos a ser papás los fantasmas del aborto se instalaron en mi cabeza. La primera euforia había pasado y todavía quedaban alrededor de 10 días hasta poder tener nuevas evidencias de que 1 ó 2 nuevas vidas se estaban gestando en mi interior. Y lo único que tenía que hacer yo era tener paciencia y dejar pasar el tiempo.

Empecé a tener ganas de orinar mucho más frecuente de lo normal, sin embargo, tenía pánico a ir al baño, bajarme las braguitas y ver allí la primera mancha de sangre que me indicase que iba a suceder lo mismo que la otra vez. Y en el caso de que la prueba de la ropa interior fuese superada, todavía me quedaba el test del papel.

La progesterona no ayudaba, esa cápsula pringosa que se iba disolviendo y dejaba la zona húmeda, hacía que tuviese dudas acerca de si aquella humedad estaba escondiendo otro indeseado fluido que hubiese podido aparecer desde la última vez que había ido al baño.

Estaba muy inquieta. EL nerviosismo me generaba todavía más ganas de ir al baño, y cuando pensaba que tenía que ir al baño, prolongaba esa angustia para evitar el dolor de encontrarme con una durísima realidad.

Si M estaba en casa, le pedía que me acompañase a orinar para sentirme protegida, y celebrábamos cuando el papel nos confirmaba que no había aparecido lo que no queríamos ver.

Hoy por hoy, todavía me invade esa preocupación. Creo que he conseguido que no me paralice, que me permita ilusionarme con mi embarazo e incluso hacer algunos planes para cuando nazca el/los bebé(s). Pero continuamente recuerdo aquella mañana en que rescaté a  mi querido angelito de 2cm en un trozo de papel higiénico al limpiarme, evitando que se fuese por la taza del inodoro. Recuerdo la sangre y la contracción que sentí aquella noche. Y tengo pánico a que todo eso se repita.

El miedo de una mujer embarazada tras un aborto es grande, el miedo de una mujer infértil que ha conseguido embarazarse tras varios tratamientos es enorme. ¡Imaginad cómo puede ser el miedo de una mujer infértil que ha conseguido embarazarse tras un largo proceso de fertilidad y un aborto previo!  TERRORRRRRR

Sé que va a ser muy duro hasta que pase el hito de la semana 10. No puedo evitar comparar los datos con la anterior gestación y me va a costar mucho abstraerme de ello. Pero tengo que conseguir confiar en que esta vez va a ser la buena, en que todo esto va a salir bien….porque lo merecemos y porque nuestro(s) embrioncito(s) también lo merece(n).

*********************

Te echamos de menos garbancito, te queríamos y siempre te querremos. Nunca podré olvidarme de tí. Allí donde estés, por favor, piensa en que gracias a tí, mamá y papá han sido capaces de luchar por la vida de tus hermanitos. Tú les distes el valor, el coraje y sobre todo la ESPERANZA. 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s