¿Por qué lo llaman preocupar cuando quieren decir cotillear?

¿Por qué lo llaman preocupar cuando quieren decir cotillear?

Tras esta última interrupción de embarazo tuve que cancelar mi asistencia a  una”despedida de soltera” a la que me había apuntado unas semanas antes para festejar la salida de la soltería de una muy buena amiga. Desconocía cuándo iban a practicarme el aborto medicalizado y cuántos días estaría recuperándome. También dudaba de que tuviese ganas viajar con un grupo en el que vendrían varias mamás dispuestas a soltarse la melena y que seguramente aprovecharían la ocasión para consolarse las unas a las otras sobre lo duro que es ocuparse de sus fieras. Y por supuesto nos recordarían a las demás asistentes lo afortunadas que éramos de librarnos de pasar un duro verano cuidando de las crías mientras esperan con ansias que las guarderías volviesen a la carga en Septiembre para librarles de semejante tortura.

Así que decidí abortar la operación “despedida de soltera” y quedarme tranquilamente en mi casa.

No tenía ganas de dar ningún tipo de explicación. Sólo un grupo muy reducido de personas están al tanto de nuestro problema y no vemos necesidad de que nadie más lo sepa. No es que queramos esconderlo, pero no creemos que contarlo nos aportase nada más que muchas preguntas y caras de lástima. Así que mandé un mensajito al grupo de amigas diciendo que finalmente no podría asistir al evento por motivos personales, asegurando que no era importante y que me encontraba bien.

Y ese mensajito debió de causar mucha intriga. A los pocos días recibí otro mensajito de una de ellas diciéndome lo preocupadísima que estaba por mí y preguntándome si me pasaba algo, y tuve que contarle parte de la razón por la que no iba para no dar más que hablar.

Ella confesó que habían comentado el tema  con otra amiga y que habían imaginado el problema que podía haberme hecho cancelar la juerga. Posteriormente una de las amigas que sí sabe lo que me pasa también fue interrogada al respecto para ver si desvelaba del codiciado secreto.

La verdad es que todo esto me hizo reflexionar sobre lo bien que queda la frase “estoy muy preocupada por ti” para obtener información de algo cuando te pica la curiosidad. Porque sinceramente, dudo mucho que el nivel de preocupación estuviese a la altura a la frase. He estado muy chunga durante los 2 últimos años, y eso, es imposible que pase desapercibido para un buen amigo al que le importas de corazón: no sales, no ríes, no te relacionas con la gente…

Por lo tanto en este caso la frase “estoy muy preocupado por tí” es mágica, si consigues ablandar a tu amigo ganas un cotilleo de cuidado y además se da cuenta  del buen corazón que tienes.

 

 

 

 

Anuncios