La música que me da energía: Insurrección (Miguel Ríos y Manolo García)

La música que me da energía: Insurrección (Miguel Ríos y Manolo García)

¡¡¡Hoy necesito ésta!!! Esta sí que me encantaaaaaaa.

Track 10: Insurrección (Miguel Ríos y Manolo García)

Anuncios
La felicidad del ignorante

La felicidad del ignorante

¡Qué levante la mano el que ha corrido a ver el resultado de un examen segundos después de que el profesor colgase la lista en el tablón de anuncios de la Universidad! ¡o la que no ha podido esperar a hacerse la beta y 2 días antes ya ha probado a ver si se veía la segunda rayita de un test de embarazo!

¡Señores y señoras! Aunque no lo creáis, aunque mi marido crea que soy la persona más impaciente del Universo…. yo suelo meditar acerca de cuándo es el mejor momento conocer ese dato y prefiero esperar a ese mejor momento, aunque me coma la incertidumbre.

Hace mucho tiempo que pienso que soy adicta a la protección emocional. Me cuesta enfrentarme a los eventos fortuitos que causan dolor. Me considero una persona pesimista, y eso hace que ante un dato incierto, siempre tienda a pensar que se resolverá como negativo y por lo tanto me causará dolor.

Me he acostumbrado a vivir la duda y la incertidumbre como un estado confortable, y a prolongarlo al máximo siempre que he podido.

Creo que la primera vez que fui consciente de mi adicción fue cuando rompí mi relación con mi anterior pareja y me di cuenta de todos los años que había vivido sin hablar las cosas con sinceridad. Tenía miedo a saber la verdad, porque la verdad me haría sentir la necesidad de tomar decisiones drásticas muy dolorosas. Y aprendí a vivir en la ignorancia y sobre ella construía mi propia interpretación de la realidad. Pensaba que las cosas serían como yo quería que fueran y me negaba a saber cómo realmente eran. Vivía en un eterno Carnaval.

Creo que ye mejorado muchísimo en este aspecto. Poco a poco voy aprendiendo que prolongar el conocer una realidad negativa no me hace sufrir menos, al contrario, sufro 2 veces: el periodo de incertidumbre y después el de duelo. Sin embargo, creo que en ocasiones todavía no consigo salir de la zona de confort de la ignorancia.

 

 

Técnica Pomodoro

Técnica Pomodoro

Estos dos últimos meses en el trabajo estaba muchas veces  en el bucle:

[baja concentración –> bajo rendimiento –> culpabilidad –> desmotivación] (repeat)

Y me costaba mucho salir de esa rueda.

Un día leyendo por Internet encontré una técnica llamada técnica Pomodoro (llamada así por el reloj de cocina con forma de tomate que hay en muchas casas) para mejorar la administración del tiempo y decidí aplicarla para esos momentos en que me cuesta motivarme para sacar buenos resultados en el trabajo.

egg-timer-154763_640.png

Es una técnica muy sencilla. Se trata de ponerte una cuenta atrás de 25 minutos (yo uso un temporizador online para controlarlo), tiempo durante el cual realizarás una tarea que te hayas programado que necesita esa dedicación y comprometerte a terminar ese trabajo en ese tiempo. Es importante evitar distracciones. Al cabo de tu jornada de trabajo habrás realizado unos 10 ó 15 pomodoros, y habrás alcanzado unos objetivos concretos.

La técnica también permite incluir intervalos de 5-10 minutos de descanso entre pomodoros, que yo uso para leer correos, contestar a los chats de trabajo, tomarte el almuerzo de media mañana o salir al baño. Al final del día te darás cuenta de que vas avanzando con tus tareas, lo cual genera satisfacción y motivación.

A mí me ha venido bastante bien para esos días de bajón que no hay forma de salir del bucle pesimista. Tengo la suerte de que mi profesión es muy creativa y me permite estos modelos de planificación, pero entiendo que no todo el mundo puede hacer uso de este tipo de estrategias para hacer su jornada más agradable, aunque sí creo se puede aplicar en casi todos los trabajos de oficina.

 

La música que me da energía: BSO La vita è bella

La música que me da energía: BSO La vita è bella

Hoy toca entrada de música, que es VIERNESSSSS  y aunque sea día 13 hay que celebrarlo.  Se trata de la BSO de mi película favorita: La vita è bella, de Roberto Benigni (música del compositor Nicola Piovani) . ¡¡¡¡PRECIOSÍSIMA!!!!

¡¡¡¡Buenos días, princesa!!!! 

Track 7: BSO La vita è bella (Nicola Piovani)